Todos los Santos es una festividad celebrada el día 1 de noviembre, dedicada al recuerdo de los antepasados. Con el tiempo, se ha ido cambiando esta relación transformándose en una fiesta, y por ello, en muchos países es un día festivo.

La gastronomía juega un papel importante en esta celebración, con platos que se preparan específicamente para ella. En muchos pueblos y ciudades se degustan buñuelos de viento, Huesos de Santo o panellets, acompañados de castañas y boniatos asados.

  • Los buñuelos de viento están hechos de una masa aireada, compuesta de huevos, harina, leche, mantequilla y sal. Después se les da forma y se fríen. Los puedes comer básicos, rebozados con azúcar o rellenos. Los rellenos típicos de este dulce son la nata, el chocolate o la crema.
  • Los Huesos de Santo están hechos de masa de mazapán con forma de tubos de un dedo de grosor. Su nombre se deriva del color final que adquieren después de ser cocinados, que son de color beige. Se rellenan de yema de huevo dulce, pero actualmente se elaboran con todo tipo de rellenos como chocolate, plátano, coco o mermelada.
  • Los panellets son típicos de la zona de Cataluña. Suelen ser de diferentes formas y sabores, pero están hechos, principalmente, de almendra molida, huevo y azúcar, mezclados además con boniato o patata hervida. Es típico disfrutarlos con una botella de vino moscatel.
  • Las castañas y los boniatos suelen acompañar estos dulces. Se asan en las brasas de una hoguera y son dos alimentos de temporada.

Los dulces de Todos los Santos se pueden tomar solos, como tentempié, en la merienda o como postre. Son el acompañante ideal para cafés, infusiones y tés. Debido a sus ingredientes básicos, tienen un alto valor calórico por lo que deberás prestar atención, sobre todo, a la cantidad; ¡todo en su justa medida!

También los puedes hacer en casa, y pasar una genial mañana o tarde con la familia o los amigos mientras los preparas. Lo único que necesitarás son muchas ganas, un poco de soltura y los pinches necesarios para que salgan perfectos.

Tú eliges la manera de disfrutarlos; ¡comiéndolos, elaborándolos o compartiéndolos con otros!

Si te ha gustado, comparte, gracias: