Cosmética casera para hidratar la piel

La tradición de elaborar cosmética casera para el cuidado de la piel ha sido habitual en muchas culturas de todo el mundo, con recetas que a menudo se han transmitido de generación en generación.

En los últimos años el cuidado de la piel con productos hechos en casa ha tenido un importante renacimiento debido al crecimiento de los movimientos vinculados a la belleza verde, ecológica y natural.

Convertida en tendencia en auge, cada vez son más las personas que se introducen en el arte de preparar sus propios productos de cosmética casera.

 Productos de belleza seguros, saludables y económicos

Elaborar productos de belleza propios, con ingredientes naturales, se ha convertido en una moda novedosa y divertida para muchas usuarias interesadas en garantizar el origen 100% natural de los productos que se aplican en la piel.

Además, elaborar productos de cosmética casera nos permite personalizar el producto a nuestros gustos y tipo específico de piel.

Los cosméticos orgánicos naturales proporcionan a la epidermis una nutrición e hidratación adicional ya que sus ingredientes ayudan a mejorar la salud de la piel.

Estos componentes poseen también antioxidantes que mantienen la piel en buen estado y son importantes para prevenir los primeros signos del envejecimiento.

La cosmética casera no envejece la piel porque no contienen productos químicos, colorantes artificiales o conservantes que pueden provocar sequedad, líneas finas e incluso arrugas.

Cosmética casera apta para el cuidado de todo tipo de pieles

Una vez que se ha probado la cosmética natural casera es cuestión de ir incorporando nuevos ingredientes o incluso cultivarlos personalmente, lo cual nos generará una mayor autosatisfacción y nos proporcionará un nivel de comprensión del producto más profundo.

El gran beneficio de la cosmética casera es que se adapta perfectamente a todas las pieles, en especial a las atópicas y sensibles, que necesitan ser tratadas con ingredientes muy suaves y delicados.

Algunas plantas, como el aloe vera, suele ser un cultivo clásico entre los fabricantes de cosméticos caseros por sus propiedades y capacidad de hidratar la piel.

No todos los ingredientes se pueden cultivar o confeccionar en casa con los instrumentos que tenemos habitualmente en la cocina.

En estos casos, es muy recomendable adquirir ingredientes de confianza obtenidos a base de productos naturales orgánicos que no sean dañinos ni para la piel ni para el medio ambiente.

Cosmética hecha en casa, una apuesta por el medio ambiente

La cosmética hecha en casa tiene la ventaja de poder almacenarse en tarros de cristal, tuppers o cualquier recipiente reutilizable. Así evitamos envases destinados a ser simplemente desechados después de que el producto en el interior se haya agotado por completo.

Si a todo esto le agregas que los ingredientes elegidos provienen del autocultivo o son productos de proximidad, nuestra cosmética casera se convertirá en una apuesta por el medio ambiente.

Asegúrate de realizarlo con ingredientes naturales que no contengan ningún tipo de sustancias químicas dañinas ni que tengan un impacto ambiental negativo, fomentando la economía de los negocios locales.

Consejos para crear productos de belleza caseros

  • Sencillez

Lo básico es intentar simplificar: mezclar dos ingredientes debería ser suficiente para obtener un producto de gran calidad y efectividad.

Existen ingredientes con múltiples beneficios, como por ejemplo el aceite de coco, que se puede utilizar tanto para hidratar la piel del rostro como para curar la dermatitis ocasionada por el roce de los pañales en los bebés.

  • Versatilidad:

La cosmética casera nos permite crear productos cuyos ingredientes permitan más de un uso, como una loción para después del afeitado que también se puede usar como desodorante.

  • Personalización:

La fabricación en el hogar proporciona libertad y estimula nuestra creatividad además de permitir individualizar los productos de belleza para hacerlos únicos.

Para iniciarse en el mundo de la cosmética casera, es una buena idea empezar con lo básico.

Los siguientes ingredientes son fundamentales ya que se encuentran presentes en la elaboración de champús, cremas hidratantes, jabones, acondicionadores y muchos más productos.

Ingredientes organicos y de calidad

  • Aceites vegetales (coco, almendras, argán, sésamo, oliva, rosa mosqueta, jojoba, aguacate, etc.)
  • Mantecas (karité o cacao)
  • Aceites esenciales (lavanda, naranja, árbol de té, menta, eucalipto, limón y muchos otros más)
  • Otros ingredientes (hamamelis, arcilla, cera de abejas, esencias, aguas florales, sal marina, conservantes naturales, especias, miel, etc.)

Aprender una nueva y divertida habilidad

Crear algo propio es algo absolutamente asombroso y elaborar productos de belleza no es una excepción.

Invertir un poco de tiempo en hacer algo para uno mismo tiene el doble beneficio de poder disfrutar de una nueva habilidad y de cosechar los frutos en la propia piel. Fabricar los cosméticos en casa puede ser muy divertido y gratificante.

Casi cualquier artículo de belleza casero puede convertirse en un obsequio original y muy personal para tus familiares o amigos.

Un bonito recipiente de crema hidratante envuelto en una sencilla bolsita adornada con una linda etiqueta será suficiente para sorprender a las personas que aprecias.

Puedes completar todo está nueva información con nuestro artículo de cómo aprender a crear tus propias mascarillas caseras

Compártelo: