13

Qué llevarse a una ruta por la montaña

El contacto con la naturaleza es muy reconfortante. Puedes hacer ejercicio mientras descubres las sorprendentes vistas de la montaña. ¡Salir de excursión es muy divertido! Para que esta experiencia salga bien y repitáis toda la familia, te contamos qué necesitas llevarte en tus salidas a la montaña.

 

La mochila de montaña

Lo primero que necesitas para ir a la montaña… ¡es una mochila! Existen muchos tipos y capacidades según la actividad y duración de la ruta. Te damos un par de consejos para que escojas según la duración de tus rutas de montaña.

Para unas horas o un día de senderismo

Necesitas una mochila pequeña de entre 10 y 30 litros de capacidad. Son mochilas livianas y con varios compartimientos o bolsillos para guardar lo que necesitas. Están pensadas para llevar algo de ropa, comida, bebida y algunos objetos imprescindibles. Pero piensa que, si vas a un sitio con temperaturas bajas, necesitarás más espacio para guardar todo lo necesario.

Para el fin de semana o varios días

En este caso, necesitas una capacidad mayor de 50 litros. Son excelentes para guardar más ropa, comida, equipo adicional, mantas y demás cosas que necesites. ¡Es la mochila ideal para acampar!

 

¿Qué llevar en la mochila a la montaña?

Tipo de ropa

A la hora de pensar en qué prendas vas a llevar, piensa en la teoría de las tres capas. Sobre todo, si vas a la nieve o a montañas de gran altura con cambios de temperatura. Todas las prendas deben ser cómodas, que ayuden a tu cuerpo a mantener el calor o que transpiren. Además, deben ser ropas ligeras e impermeables.

La primera capa es tu segunda piel. Son prendas que permitan la absorción del sudor y eviten la humedad. Todas estas prendas deben ser cómodas, a ser posible sin costuras para evitar el roce con la piel.

La segunda capa sirve para mantener el calor a bajas temperaturas (en especial, si vas a la nieve) o que ayuden a transpirar (se consigue con camisetas técnicas de manga corta). Pueden ser camisetas o chaquetas polares.

La tercera capa puede ser prescindible, pero es la más usada para protegerte de los cambios climáticos. Es el caso de una buena chaqueta que ayude a protegerte de la lluvia, nieve o del fuerte viento.

Procura no olvidarte de la gorra con visera en verano o del gorro polar en invierno. Lleva también una muda de ropa interior limpia y un par de calcetines por si acaso.

Calzado de montaña

Las botas bajas son el mejor calzado que puedes llevarte. Su suela es dura y está pensada para el desgaste que puede sufrir en la montaña con las rocas y la tierra. Además, la suela con forma taqueada se caracteriza por tener mejor agarre sobre el terreno. También es importante que decidas entre si quieres un calzado que transpire o prefieres uno impermeable (dependiendo del clima de la montaña).

Material para protegerte del sol

Lleva contigo algunos objetos que te ayuden a protegerte de los rayos solares. Como unas gafas de sol, protector solar y protector labial. Al estar en plena naturaleza, hay menos contaminación y los rayos ultravioletas inciden con más fuerza. Es mejor que tomes precaución para evitar que vuelvas con la piel y la cara rojas.

Bastones de trekking

Estos bastones serán tus aliados para moverte con comodidad por la montaña, ya sea bajando por una ladera como escalando. Además, te ayudarán a mantener el equilibrio sobre el terreno irregular. También tendrás un apoyo firme que evitará que te resbales por la montaña si hace poco que ha llovido.

Objetos primordiales

Hay una serie de imprescindibles que necesitas llevar contigo en caso de necesidad. Puedes poner en la mochila una pequeña navaja, una brújula, mapa, una linterna con pilas, papel higiénico o pañuelos, bolsas de plástico (para llevar la ropa sucia o para guardar la basura) y una bolsa con zipper para guardar documentación personal importante (al guardarla en una bolsa evitarás que se moje). Si vas a estar más de un día en la montaña, necesitarás saco de dormir y manta térmica.

Un botiquín de primeros auxilios

Puedes guardar lo que necesitas en un pequeño neceser. Lo básico que debe contener es: esparadrapo, gasas, tiritas y un poco de alcohol desinfectante. También puedes incluir algún analgésico para los dolores (de cabeza, muscular, etc.), un antiinflamatorio y un antihistamínico (en el caso de que tengas alguna alergia).

Agua para hidratarse

Beber agua es muy importante y más en las rutas por montaña. Lleva en la mochila una botella de mínimo un litro y medio. Te recomendamos que vayas bebiendo para hidratarte y para recuperar las sales que vas perdiendo.

Comida para llevar a la montaña

Es importante que no pases hambre. Siempre lleva contigo bocadillos y fruta para recuperar energía. Igualmente, puedes llevar también snacks saludables y energéticos que te ayuden a recuperarte como, por ejemplo, frutos secos, chocolate o barritas recuperadoras energéticas. Si quieres ideas de bocadillos que puedes preparar, te damos hasta 5 ideas de sándwiches saludables. En otro artículo, te contamos cómo preparar tus propias barritas fitness caseras.

 

Ahora que ya sabes qué llevar en la mochila, esperamos que disfrutes de tus escapadas por la montaña y que lo disfrutéis mucho. ¡No olvidéis hacer muchas fotos para recordarlo!

Si te ha gustado, comparte, gracias:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp