En crossfit trabaja la fuerza, la resistencia, velocidad y potencia.

Mantener una vida activa es importante para no caer en el sedentarismo. Si hay algún deporte que se ha puesto de moda por excelencia en los últimos tiempos, ese es el Crossfit. Ya hemos visto los resultados de practicarlo en los cuerpos de muchos adeptos a esta disciplina, así que… ¿por qué no conocerla un poco más y ver qué nos ofrece?

¿Qué es el crossfit?

El crossfit es una modalidad deportiva que nació en Estados Unidos de la mano de un entrenador de policías en California. Greg Glassman es un hombre experimentado en entrenamiento a gimnastas de élite. Junto con su mujer creó un programa de entrenamiento que empezó a instruir en su garaje a atletas y policías. Posteriormente lo adaptó para todo el mundo, para diferentes grupos de población, y a estos programas los bautizó con nombres de mujeres y hombres.

Cada uno de estos programas se llaman WOD de las siglas en inglés de Work Of the Day (Trabajo del día) y consisten en un conjunto de ejercicios que cambian cada día. Debe realizarse de una manera en concreto: o bien puede ser que se realicen máximas repeticiones en un tiempo determinado, o bien un número de repeticiones ya establecido…

El crossfit es un sistema de entrenamiento funcional de alta intensidad que es para todas las personas, independientemente del nivel de cada uno, ya que los ejercicios se pueden escalar. Esto quiere decir que si llega una persona inexperta al Box (centro de entreno específico de Crossfit), hará los mismos ejercicios que sus compañeros, aunque estos lleven más tiempo. Pero en su caso, el peso será menor y empezará por variantes más sencillas de ese mismo ejercicio, encaminadas a adquirir o mejorar la técnica de esa prueba.

Una de las cosas por las que el crossfit gana adeptos es por el sentimiento de comunidad que se genera en los box, ya que todos los compañeros se apoyan entre ellos independientemente del peso que se mueva. Todos tienen algo en común y es mejorar y superar sus propios récords.

¿Cómo es un box?

Pues un box no tiene espejos, no tiene tele tampoco. No hay distracciones. Lo único que te va a mantener distraído es la ejecución de los ejercicios. El tiempo te pasa volando porque estás muy inmerso y concentrado en el WOD y la diversión está asegurada.

En el box puedes encontrar una pizarra que es donde tu entrenador tendrá escrito el WOD de ese día, el calentamiento a realizar y donde apuntará también lo que ha conseguido cada uno.

En estos espacios de entrenamiento normalmente encontrarás unas estructuras metálicas que se utilizan para colgar las anillas, hacer las dominadas y ejercicios colgados de barras y otras modalidades de las que se requiere este montaje. Suelen tener también un pasillo libre en el que puede haber un césped artificial por el que arrastraréis pesos.

Podemos encontrar todo tipo de material, principalmente barras y discos, cajones de salto, ruedas de tractor de diferentes tamaños, pelotas medicinales y una cuerda colgada. También puede haber máquinas de remos y cuerdas gordas.

Un entrenamiento de crossfit consiste en un calentamiento, a continuación, le sigue el WOD y posteriormente los estiramientos finales para volver a restablecer el cuerpo.

Es una modalidad deportiva muy completa, en la que se trabajan tanto la fuerza como la resistencia, velocidad y potencia. Puede ser un entreno complementario ideal para otras disciplinas o incluso convertirse en tu hobbie favorito si todavía no lo has probado. Así que… ¿a qué esperas para buscar el box más cercano a tu casa? ¿Quieres combinarlo con una actividad más relajante? Puedes después unirte a una sesión de Pilates o incluso realizar ejercicios en tu casa.

Si te ha gustado, comparte, gracias: