19

Por qué tomar el sol

El verano es tiempo de playa, terraza, actividades al aire libre, disfrutar de las vacaciones con la familia…, todo esto va acompañado de buen tiempo, solecito y ganas de divertirse haciendo lo que más nos gusta. Muchas personas piensan que tomar el sol solo sirve para ponerse moreno, pero, ¿por qué tomar el sol? ¿Tiene beneficios? Pues sí, tomar el sol no solo sirve para coger color tostado, también es un hábito saludable que reporta cosas positivas para nuestra salud.

Uno de los beneficios más conocidos es la síntesis de vitamina D. Esta vitamina se diferencia de otras vitaminas esenciales (que se adquieren a partir de la alimentación), en que, además de obtenerse por este proceso, también se sintetiza a través de la piel por la exposición a la luz solar. Esto no significa que como nuestro cuerpo crea vitamina D a partir de los rayos solares, no debamos ingerir alimentos que la contengan. Esta vitamina es importantísima, ya que nos ayuda a absorber el calcio a nivel intestinal y a fijarlo en el hueso, algo esencial durante la época de crecimiento, entre otras funciones. La vitamina D se obtiene de alimentos como el pescado azul, lácteos o huevos. Por ello una alimentación saludable, nos ayudará a tener unos niveles de vitamina D adecuados.

Otro buen motivo por el cual tomar el sol, es el hecho de que ayuda a regular los niveles de serotonina de nuestro organismo. Esto se produce gracias a que, cuando la luz del sol da en nuestros ojos, estos, envían señales al cerebro para regular los niveles de serotonina. ¿Pero qué es la serotonina? Es una sustancia, un neurotransmisor, que produce nuestro organismo y es considerada como la responsable de mantener el equilibrio de nuestro estado de ánimo, por eso se conoce como “hormona del placer o del humor”, dado que la falta de serotonina puede desencadenar depresión.

Por otro lado, también contribuye a normalizar los niveles de colesterol, por lo que se ha visto que las personas que viven en países soleados, tienen menos incidencia de enfermedades cardiovasculares.

También se ha visto que tomar el sol tiene influencias sobre el sistema inmunitario, ayuda a que la piel se vea en un mejor estado y a disminuir la presión arterial, a mejorar la calidad del sueño o a favorecer la vida sexual.

Como puedes ver, tomar el sol tiene varios y muy buenos beneficios, pero eso sí, hay que hacerlo de forma segura, por lo que lo más recomendable es seguir las recomendaciones de las autoridades. Debemos ser conscientes de que tomar el sol sin protección y en horas de máxima incidencia de rayos ultravioletas puede conllevar más riesgos que beneficios, así que está en nuestras manos beneficiarnos de lo más preciado del verano.

Así que ya sabes, ¡ponte moreno, benefíciate de tomar el sol y disfruta de una vida saludable!

Si te ha gustado, comparte, gracias:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp