12

Desconectar de la tecnología, ¿es posible?

¿Alguna vez te han preguntado si te irías a vivir a una casa preciosa con el único requisito de estar un mes sin internet y sin móvil? Nosotros no te ofrecemos esta suculenta oferta, pero sí unos consejos para desconectar de la tecnología durante unos días. ¡Hagamos ayuno tecnológico!

¿Es necesario desintoxicarse de la tecnología?

Hablar de desintoxicación sugiere que la tecnología es como una droga o un tóxico y no se trata de eso. No, la tecnología no es algo malo. De hecho, es una gran herramienta que nos ayuda a hacer la vida más cómoda y conectar con los amigos, familiares y con el mundo. El problema viene por el uso que se le da a la tecnología. ¿Cuándo hay un problema? Todos hemos hecho lo de levantarnos y lo primero que hacemos es mirar el móvil. Incluso es lo último que miramos. Examinamos las redes sociales antes de irnos a dormir. El problema es cuando sentimos un tic nervioso que nos impulsa a revisar constantemente el teléfono.

Nuestros móviles sirven para muchas cosas, pero cada vez menos personas lo utilizan para lo que realmente ha sido creado: para llamar. La tecnología ha sido creada para acercarnos más. Y, sin embargo, destruye poco a poco las relaciones humanas. ¿No te ha pasado cada vez más que estás en una conversación con amigos o con tu pareja y alguien tiene el móvil en la mano y mira cosas mientras alguien habla?

¿El ayuno tecnológico funciona?

Cada día sufrimos un bombardeo constante de información y estímulos que nos impulsan a estar conectados. Estos impactos han ido afectando a las relaciones que son interpersonales, vamos, cara a cara. Eso sí, la solución tampoco pasa por eliminar las aplicaciones o no usar el smartphone. Cuando nos prohibimos algo o lo hacemos de forma radical sin preguntarnos porqué lo hacemos, no hará que recuperemos las relaciones laborales. Solo aumentará el mono.

Hay que analizar las conductas para que se haga un uso responsable y saludable. Tenemos que reflexionar sobre nuestras conductas con el móvil y si lo hacemos por diversión para distraernos o por escape de la realidad para evadir los problemas. Incluso si lo hacemos por suplir una carencia personal.

Así que el verdadero cambio pasa por replantearse el comportamiento y poco a poco realizar cambios. De lo contrario, todo el esfuerzo se perderá y los malos hábitos volverán.

Consejos para desconectar de la tecnología

Piensa que vivimos en el mundo de la era digital. Cada vez usamos más internet y las redes sociales para nuestras relacionales personales como en el trabajo. Lo mejor es hacer pequeños cambios cada día que realizar ayunos o prohibirnos totalmente el uso de la tecnología.

Establecer reuniones presenciales en lugar de mandar emails

Si se puede hablar y poner en común las tareas y peticiones, es mejor que se haga con reuniones de equipo. De esta manera, involucramos al grupo y podemos hablar y escucharlos. Al mandar un correo electrónico, la comunicación está siendo un poco bidireccional pero no se acaba de recoger bien todo el feedback. Y si surgen dudas, es mejor hablarlas.

Analizar el tiempo invertido en el teléfono

Hay aplicaciones que analizan y crean gráficos del tiempo invertido y apps usadas. De un modo muy visual, vemos nuestro comportamiento y analizamos si es bueno o no. Los propietarios de teléfonos iPhone tienen instalada una función que se llama Tiempo de uso. Mediante gráficas y datos, informa al usuario de cuánto tiempo ha estado mirando redes sociales, navegando en internet, jugando a juegos, etc. Qué apps son las primeras en ser usadas cuando nos despertamos y cuántas notificaciones recibimos. Si quieres una app que te aporte gráficas y datos de tu tiempo de uso del móvil, puedes usar TimeGurus, YourHour, QualityTime o Checky.

Realizar apuestas sobre el uso del móvil

Si lo que se quiere es que cuando estéis reunidos, no se miren pantallas, ¡haced apuestas! El primero que mire el móvil paga la comida a todos o las bebidas. Además, de esta manera, se podrá entablar una conversación con personas que estarás escuchando activamente y sin distracciones.

Salir sin el teléfono

Mucha gente piensa que es incapaz de salir sin el móvil. Que es como sentirse desnudo o vulnerable. ¡Nada más lejos de la realidad! A ver, no pedimos que sea salir un día entero, pero si tienes que ir al gimnasio, puedes probar de no llevártelo.

 

Esperamos que con estos consejos te ayuden a disfrutar de la compañía de tus seres queridos y a aprender a desconectar de la tecnología, ¡qué la vida es una gran experiencia! ¡Prueba a leer otros artículos que te ayuden a obtener hábitos saludables! Como el del Lykke, aprende a alcanzar la felicidad al estilo danés. O aprende a evitar el estrés tras las vacaciones con varios consejos saludables que te damos.

Si te ha gustado, comparte, gracias:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ARTÍCULOS RELACIONADOS