06

Cuida tu piel desde el interior

La piel es el órgano más grande del cuerpo y es la encargada de proteger el organismo de factores externos. Para ello, hay que cuidarla y mantenerla en forma.

Normalmente cuidas la piel desde fuera; la proteges del sol, la hidratas, la cubres de los fríos vientos, la masajeas… Estos cuidados son esenciales para que se vea bonita, pero también es imprescindible cuidarla desde el interior.

¿Cuáles son los nutrientes más importantes para cuidar la piel?

 

Las proteínas desempeñan la función de formación y reparación de los tejidos. Las podrás encontrar en la carne, en los productos BienStar, el pescado, las legumbres y los huevos.

Los ácidos grasos presentes en el pescado azul, los huevos, el aguacate, los frutos secos y las semillas de lino son de gran ayuda para evitar la sequedad.

Las vitaminas también son importantes para cuidar la piel y tenerla bien nutrida. Las más relevantes para el cuidado de la piel son:

  • La vitamina A o retinol, presente en los lácteos, los huevos y el pescado azul. La provitamina A o betacaroteno, que se encuentra en vegetales y frutas que presentan colores amarillos, naranjas y rojos. Algunos de los vegetales son la zanahoria, el tomate, las espinacas, las acelgas o los pimientos y algunas de las frutas son la papaya, el albaricoque, el melocotón, las cerezas o la sandía.
  • Las vitaminas del grupo B, características de los vegetales de hoja verde, los cereales, los huevos, las legumbres o los productos lácteos.
  • La vitamina C, presente en los cítricos, las fresas, el kiwi y los frutos rojos. Y, también, en el brócoli, las espinacas, las coles de Bruselas o el pimiento rojo, si están poco cocidos.
  • La vitamina E o tocoferol, característica del aceite de oliva y de girasol, o de los frutos secos como las nueces, las avellanas o las almendras.

 

En lo que a minerales respecta, destacan el selenio, el zinc, el cobre y el hierro. El primero, presente en las lentejas, las judías, la avena, las pipas de calabaza y las nueces del Brasil, tiene acción antioxidante. El segundo se encuentra en la ternera, las espinacas, las setas, el cacao, las pipas de calabaza y las semillas de sésamo, y participa en la formación de colágeno. El tercero, el cobre, permite al organismo utilizar la tirosina, un aminoácido que influye en la pigmentación de la piel. Éste se halla en los cereales integrales y sus derivados, así como en vegetales verdes. Finalmente, el hierro, interviene en la palidez de la piel y está presente en los granos enteros, las espinacas, las leguminosas y los alimentos de origen animal.

Y, ¡que no se te olvide! También es fundamental mantener la piel correctamente hidratada, bebiendo unos 8 vasos de agua al día.

El aspecto de la piel está influido por la alimentación, el estilo de vida, el estrés y el sedentarismo, así que te aconsejamos llevar una vida saludable.

¡Construye unos buenos pilares básicos en tu interior, para que desde el exterior se vea la piel estupenda!

Si te ha gustado, comparte, gracias:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp