25

Flores comestibles, ¿las has probado?

Las flores comestibles además de ser un elemento de decoración, las flores han pasado a ocupar un lugar importante en las recetas a nivel internacional. Aunque parece algo novedoso y reservado a la alta cocina y a los grandes chefs, ya se han venido utilizando durante años como complemento alimentario en ciertos países asiáticos, americanos y europeos.

Gracias a sus propiedades, su uso se ha ido incrementando con el tiempo. Y es que, en realidad, es muy sencillo incorporarlas a nuestros platos habituales y, quienes las prueban, agradecen el toque de color y sabor que aportan. ¿Te animas?

 

Condimenta tus preparaciones con flores y… ¡con cautela!

El hecho de añadir flores a nuestras comidas no solo las hace más atractivas a la vista y al gusto, sino que también agrega ciertos nutrientes beneficiosos como: vitaminas, carotenoides y polifenoles.

Sin embargo, no todas las flores son comestibles. Existen flores que no se pueden consumir con completa confianza, es decir, que pueden causar intoxicaciones o alergias. Por ejemplo, la adelfa, pese a ser una flor bonita y común, causa diferentes efectos negativos en el organismo humano que van desde la fiebre y el vómito hasta el paro cardíaco.

Por ello, lo recomendable es ingerir tan sólo aquellas que sean seguras, que no hayan sido fumigadas con agroquímicos, que estén en buen estado y limpias y que hayan sido preparadas correctamente.

¿Comprar flores comestibles o cultivar?

Existen cada vez más lugares (como, por ejemplo, herbolarios o supermercados) donde podemos adquirir las flores ya listas para incorporarlas directamente a nuestras preparaciones.

Asimismo, tenemos la opción de sembrarlas nosotros mismos, ya que la mayoría de ellas simplemente necesitan un suelo con un buen nivel de materia orgánica para desarrollarse.

Lo realmente importante, tanto si decides comprarlas como si decides cultivarlas, es que recurras únicamente a aquellas especies aptas para fines alimentarios.

Trucos para sacarles el máximo partido a las flores comestibles

Si quieres que las características organolépticas y nutricionales de las flores se encuentren totalmente potenciadas en el momento de su consumo, te aconsejamos que:

  • Selecciones las que presenten mejor estado.
  • Recojas solamente las que vayas a emplear.
  • Evites cortarlas en horas de mucha intensidad solar.
  • Deseches los tallos, los estambres y los pistilos por su sabor amargo.
  • Laves bien los pétalos con agua fría antes de utilizarlos.

Tipos de flores comestibles

En la naturaleza, hay centenares de flores comestibles. Su versatilidad nos brinda un sinfín de posibilidades gastronómicas para deleitar nuestros paladares. A continuación, te proponemos una selección de las más utilizadas:

Azahar

  • De color blanco, sabor dulce y aroma intenso.
  • ¿Dónde podría incluirla?: en helados, en flanes, en bebidas vegetales…

Begonia

  • De color rojo / rosa / naranja / amarillo / blanco y sabor ácido.
  • ¿Dónde podría incluirla?: en macedonias, en ensaladas…

Calabacín y calabaza

  • De color amarillo, sabor dulce y textura suave.
  • ¿Dónde podría incluirla?: en pastas, en croquetas, en quesadillas…

Caléndula

  • De color naranja / amarillo, sabor picante y aroma intenso.
  • ¿Dónde podría incluirla?: en entrantes, en ensaladas…

Camomila

  • De color amarillo / blanco y sabor dulce.
  • ¿Dónde podría incluirla?: en ensaladas, en postres…

Capuchina

  • De color rojo/ naranja y sabor picante.
  • ¿Dónde podría incluirla?: en ensaladas…

Cebolla y cebollino

  • De color violeta y sabor ácido.
  • ¿Dónde podría incluirla?: en aceites, en vinagres, en ensaladas, en carnes, en pescados, en pizzas…

Clavel

  • De color rojo / rosa / blanco y sabor picante.
  • ¿Dónde podría incluirla?: en mantequillas, en galletas…

Crisantemo

  • De color rojo / rosa / naranja / amarillo / blanco y sabor amargo.
  • ¿Dónde podría incluirla?: en salsas, en vinagretas…

Diente de león

  • De color amarillo y sabor dulce.
  • ¿Dónde podría incluirla?: en ensaladas, en arroces…

Eneldo

  • De color amarillo y sabor dulce.
  • ¿Dónde podría incluirla?: en sopas, en pescados, en mariscos…

Girasol

  • De color amarillo y sabor amargo.
  • ¿Dónde podría incluirla?: en sopas, en ensaladas…

Hibisco

  • De color rojo / rosa / naranja / amarillo / blanco y sabor dulce.
  • ¿Dónde podría incluirla?: en ensaladas, en carnes…

Jazmín

  • De color blanco, sabor dulce y aroma intenso.
  • ¿Dónde podría incluirla?: en carnes, en infusiones…

Lavanda

  • De color lila y sabor picante.
  • ¿Dónde podría incluirla?: en ensaladas, en cremas, en carnes…

Pensamiento

  • De color rojo / rosa / naranja / amarillo / malva / blanco y sabor agridulce.
  • ¿Dónde podría incluirla?: en macedonias, en helados…

Romero

  • De color morado y sabor amargo.
  • ¿Dónde podría incluirla?: en pizzas, en carnes, en pescados…

Rosa

  • De color rojo / rosa / naranja / amarillo / azul / blanco y sabor dulce.
  • ¿Dónde podría incluirla?: en macedonias, en mermeladas, en helados, en tartas…

Violeta

  • De color violeta, sabor dulce y aroma intenso.
  • ¿Dónde podría incluirla?: en compotas, en confituras, en helados, en infusiones…

Yuca

  • De color amarillo / blanco, sabor dulce y textura crujiente.
  • ¿Dónde podría incluirla?: en ensaladas…

Ahora que ya cuentas con toda la información necesaria para crear en tu cocina recetas novedosas que jueguen con los cinco sentidos… ¿a qué esperas? ¡a por ello!

Si te ha gustado, comparte, gracias:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ARTÍCULOS RELACIONADOS