20

¿Tengo que eliminar el gluten de la dieta si no soy celíaco?

¿Qué es el gluten?

El gluten es una glucoproteína. Esto significa que es una molécula compuesta por una proteína y uno o varios azúcares. Se suele encontrar en la mayoría de cereales como son el trigo, la cebada y el centeno y, por lo tanto, en los productos elaborados con estos cereales como son la pasta, el pan, las galletas, los cereales de desayuno, etc.

La propiedad más característica del gluten es su elasticidad, muy importante para la panadería y la pastelería. También ayuda a ligar moléculas y actúa como elemento en estructuras.

Una persona con celiaquía, es decir intolerante al gluten, cuando come alimentos que contienen esta glucoproteína puede desencadenar una serie de reacciones molestas en su cuerpo como por ejemplo dolor abdominal, descomposición, fatiga… por lo que es necesario excluir el gluten de su alimentación.

Pero, una persona que no sea intolerante, ¿tiene que eliminar el gluten de su dieta?

La dieta libre de gluten es más saludable para las personas con desórdenes relacionados con el gluten, pero no hay evidencia científica de que sea beneficiosa para las personas que no tienen estas condiciones.

La presencia o la ausencia del gluten no interfiere en la calidad de la dieta. Lo que es importante es hacer una buena selección de alimentos lo más saludable y variada posible, que contenga gluten y que no contenga. La calidad de la dieta se verá reflejada en estos alimentos elegidos y en una buena planificación.

Muchos de los alimentos que contienen gluten suelen ser alimentos bastante calóricos: las pizzas, la bollería industrial, las galletas, los pasteles, los cereales de desayuno… Evidentemente, si se evitan estos alimentos y se sustituyen por alimentos más saludables, se podrá ver un cambio en el peso y la dieta será más equilibrada. Esto es así debido a la eliminación de los alimentos que contienen calorías vacías, pero no por el gluten en sí.

Aunque es cierto que se puede eliminar el gluten de la dieta, sí que son necesarios otros nutrientes de los alimentos que lo contienen, por ello se debe hacer una buena selección de los alimentos que se incluyen y se excluyen en la alimentación diaria. Teniendo en cuenta que los cereales forman parte de la base de la dieta mediterránea, es buena opción sumar cereales como el trigo, la cebada o el centeno, que contienen gluten con la avena, la quinoa, el arroz o el maíz que no contienen. Así, habrá más variedad y se descubrirán sabores y texturas nuevas.

Se debe seguir una alimentación equilibrada, variada y suficiente y, en el caso de querer modificarla, lo mejor es acudir a un profesional de la salud.

Si te ha gustado, comparte, gracias:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ARTÍCULOS RELACIONADOS