12

Consejos para sobrevivir a unas Navidades golosas

¿Ya te has preparado para sobrevivir a unas Navidades golosas? La Navidad es una de las fechas más esperadas del año, ya que es cuando nos juntamos con los familiares y conocidos más allegados. Son momentos que engloban alegrías y nostalgia, pero a su vez, aprovechamos para poner en común las anécdotas que nos han sucedido durante el año. Estas fiestas comportan más organización que en los días cotidianos, y a veces, son motivo de discusiones y nervios entre los participantes, pero no te agobies y ten paciencia que estas reuniones familiares siempre son positivas y divertidas.

Lo más esperado de estas fechas son las cenas y comidas, en las que se disfruta de los aperitivos, los manjares típicos y la compañía. Estos platos, acostumbran a ser complejos y por ello mejor que empieces a pensar en actuar para evitar pasarte frente a tanta abundancia.

Consejos que te pueden servir para prevenir…

  1. Percepción: intenta escuchar al máximo tu cuerpo para saber si realimente es necesidad o gula lo que estás sintiendo en ese momento, presta atención al sabor, el olor y la textura.
  2. Tiempo: en las fiestas se tiene la idea que estamos todo el día comiendo, por ello es mejor que te marques los momentos u horas que vas a comer, así te será más fácil entender a tu cuerpo.
  3. Actividad: sigue haciendo tu deporte habitual, o bien intenta no dejarlo del todo en estas épocas. Ya que es importante preservar un poco de tiempo libre, aunque tengas muchas reuniones familiares y pases más tiempo con los tuyos. Así conseguirás mantener la conexión entre cuerpo y mente, por lo que será interesante en estas fechas.

Y si ya te has pasado de la raya y has comido más de la cuenta…

  1. Dieta: es mejor que en estos casos, que intentes hacer comidas ligeras para equilibrar tu estómago en el desayuno, comida y cena, los días que no tengas uno de estos eventos. Como, por ejemplo, para desayunar puedes tomar una pieza de fruta y 2 tostadas con 2 lonchas de pechuga de pavo extrafinas baja en grasa y reducida en sal.
  2. Bebidas: con infusiones de diferentes tipos puedes ayudar a que tu digestión sea menos pesada. La más conocida para el tratamiento del empacho es la infusión de jengibre, aunque la manzanilla, el anís verde o el hinojo también son buenas opciones. Si no tienes estas hierbas en casa, siempre puedes preparar agua con unas gotas de zumo de limón.
  3. Sobremesa: alarga la sobremesa con los tuyos, disfrutando de anécdotas, pero mejor retira los dulces y turrones para evitar ir picando mientras tanto. También podéis salir a dar un paseo, irá bien para rebajar la comida.

Hagas lo que hagas, tu objetivo será disfrutar al máximo con tus familiares y amigos de las fechas señaladas y de los eventos que ya están planeados desde hace tiempo, pero de una forma sana y razonable. ¡Felices Fiestas!

Si te ha gustado, comparte, gracias:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ARTÍCULOS RELACIONADOS