07

Las alergias alimentarias más frecuentes

Las alergias alimentarias son el conjunto de reacciones adversas que sufren determinadas personas tras haber ingerido ciertos alimentos.

Aunque en España no hay en la actualidad datos exactos sobre la prevalencia de las alergias a alimentos, el número de casos nuevos ha aumentado exponencialmente en los últimos años. Se calcula que éstas afectan a un 6-8% de los niños menores de tres años y van disminuyendo progresivamente hasta representar en torno a un 1-3% en los adultos. Esto se debe a que, a pesar no existir cura, muchas alergias alimentarias se van superando con el crecimiento. No obstante, cuando las alergias alimentarias aparecen en la edad adulta, acostumbran a ser más persistentes.

¿Te apetece saber más sobre ellas? ¡Te lo contamos!

¿Alergia o intolerancia?

En ocasiones, las alergias suelen confundirse con las intolerancias, reacciones mucho más frecuentes, más tardías y menos graves y en las no está involucrado el sistema inmunitario. Pequeñas cantidades de la sustancia responsable de la alergia, conocida como alérgeno, pueden generar rápidamente signos y síntomas que van desde problemas digestivos, cutáneos o respiratorios hasta situaciones que pueden poner en riesgo la vida de la persona que la sufre. Para saber más sobre la diferencia entre una alergia o intolerancia te recomendamos que consultes este artículo de nuestro blog.

 

Las más comunes: Huevo en niños y fruta en adultos

En niños, los huevos, fundamentalmente los de gallina, son la causa más frecuente de alergias alimentarias. Sus principales alérgenos están presentes en la clara. Le siguen de cerca: la leche, esencialmente la de vaca, y el pescado, especialmente el azul o graso.

En adultos, son las frutas las responsables del mayor número de alergias. Son principalmente las rosáceas como el melocotón, el albaricoque o la nectarina y las exóticas como el kiwi o la piña. Sin embargo, sus alérgenos son compuestos termolábiles, lo que permite que los tratamientos térmicos faciliten su tolerancia.

¿Cómo se facilita la alimentación a una persona con alergia?

Actualmente la legislación trata de facilitar la elección de los alimentos a los consumidores. Por ese motivo, en la última legislación sobre el etiquetado se dedica un apartado a que los consumidores con alergias puedan identificarlos más fácilmente. Los alimentos que se consideran alérgenos (porque se ha visto que hay muchas personas que tienen estas alergias) son: los cereales que contienen gluten, los crustáceos, los huevos, los pescados, los cacahuetes, la soja, la leche, los frutos de cáscara, el apio, la mostaza, el sésamo, los sulfitos, los altramuces y los moluscos.

Así, los fabricantes de alimentos deben, obligatoriamente, marcar de una manera que resalte en el listado de ingredientes aquellos que sean alérgenos. Todo con la finalidad de facilitar la lectura de etiquetas a las personas con alergia. Los restaurantes, los comedores y las empresas de suministro de comida tienen que informar a sus clientes de los alérgenos que aparecen en sus menús.

Tratamiento en una alergia alimentaria

Lo primero que se debe hacer cuando se detecta una reacción adversa al consumir algún alimento es consultarlo con el profesional sanitario correspondiente. Esto nos permitirá hacer las pruebas pertinentes y obtener un diagnóstico fiable a partir del cual se empezarán a tomar las medidas idóneas.

El tratamiento farmacológico, que se utilizará únicamente para paliar los síntomas, nunca sustituirá a las medidas dietéticas recomendadas. Y, siempre, bajo suscripción del médico.

Es indispensable seguir una dieta libre de los alimentos e ingredientes alergénicos y evitar las reacciones cruzadas entre alimentos en el caso de que se produzcan. Para ello, es recomendable leer detenidamente las etiquetas de los productos y vigilar la composición exacta de las comidas que se realizan fuera del hogar para evitar intoxicaciones accidentales. Además, en el caso de los menores, es importante que la comunidad escolar esté informada y que el niño esté educado en el manejo de su alergia, es decir, que conozca qué alimentos están permitidos y qué alimentos están prohibidos, qué síntomas se producen…

También es importante asegurarse de que la alimentación sea variada y equilibrada. Esto es debido a que al eliminar de la dieta ciertos alimentos o incluso grupos de alimentos, puede causar falta de algunos nutrientes. Por ello, lo más recomendable si no estamos seguros de que la dieta sea adecuada es consultar con un dietista-nutricionista experto en alergias alimentarias.

Para que todo esto se pueda realizar de una forma sencilla, es necesaria la colaboración de la industria alimentaria. Las empresas deben ofrecer a los consumidores opciones diversas y saludables que garanticen la ausencia de ingredientes que contengan alérgenos, mediante un procesado correcto y seguro y un buen etiquetado.

Desde ElPozo BienStar ya estamos al día. Puedes encontrar en tu charcutería de confianza la pechuga de pavo sin grasa y libre de alérgenos al corte.

Esperamos haber resuelto las dudas que te pudieran quedar en cuanto a las alergias alimentarias. Si tienes cualquier duda sobre nuestros productos, no dudes en contactar con nuestros especialistas en alimentación saludable a través del chat on-line.

Si te ha gustado, comparte, gracias:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

ARTÍCULOS RELACIONADOS

ARTÍCULOS RELACIONADOS