Pensar en jamón ibérico es pensar en sabor y versatilidad, combina perfectamente con todo, desde un plato frío a uno caliente, ideal para desayunar y también para darle el toque final a una deliciosa sopa fría. Pero es que el jamón ibérico es ese ingrediente que nos salva cualquier situación, como podría ser el momento que tienes invitados en casa y no sabes qué preparar de aperitivo.

Puedes incluirlo en una alimentación variada

Además, no solamente destaca en lo gastronómico, sino que incluir jamón ibérico puede ser una buena opción en una dieta variada, equilibrada y saludable. Una alimentación variada implica incluir una gran diversidad de alimentos, con la finalidad de aportar una variedad de nutrientes en suficiente cantidad para nuestro organismo. El jamón ibérico destaca por ser un alimento que tiene vitamina B12, vitamina presente únicamente en los alimentos de origen animal. También contiene niacina (vitamina B1), minerales con acción antioxidante como el zinc y, además, proteínas de alto valor biológico.

Hay una grandísima variedad de recetas en las que degustar del sabor de jamón ibérico y los aperitivos suelen quedar riquísimos con este ingrediente. Toma nota de estas 3 recetas de aperitivos con jamón ibérico:

1. Higos rellenos con envoltura de jamón ibérico

Ingredientes: Esta receta tan sencilla solo necesita de higos frescos, queso azul y jamón ibérico.

Preparación: Primero de todo, lava bien los higos para quitarles cualquier resto de tierra que pueda tener, y a continuación haz 2 cortes en cruz hasta el centro del higo para que de esta manera puedas abrirlos. Una vez abiertos, rellénalos del queso azul y a continuación envuelve los higos con el jamón ibérico, para que este no se separe, es buena idea pincharlos con un palillo, así quedará unido. Después gratina el higo relleno al horno (previamente calentado) durante aproximadamente 10 minutos a 180º, lo suficiente para que se funda el queso.

2. Croquetas caseras con jamón ibérico

Ingredientes: Para estas croquetas hará falta 1 litro de leche, 100 gramos de jamón ibérico, 80 gramos de aceite de oliva, 20 gramos de mantequilla, 70 gramos de harina, sal, nuez moscada, huevos y pan rallado.

Preparación: El primer paso es preparar la bechamel, para lograr más sabor, una buena idea infusionar el jamón con el aceite durante unos 20 minutos sin que el aceite llegue a hervir. Pasado ese tiempo, aprovecha solamente el aceite para hacer el roux (tostar la harina junto con el aceite y la mantequilla), haz esto durante unos 5 minutos y luego incorpora la leche poco a poco, en este punto añade la sal y nuez moscada al gusto. Una vez tengas la bechamel, añade el jamón troceado y mezcla lo bien, para luego dejar que enfríe unas 3 horas en nevera. Pasado ese tiempo, da forma a las croquetas y con la ayuda del huevo, rebózalas con pan rallado. Ya solo quedará freírlas.

3. Espirales de jamón ibérico

Ingredientes: Para esta receta súper sencilla necesitarás 1 lámina de hojaldre, jamón ibérico, huevo, y sal de escamas

Preparación: Extiende la lámina de hojaldre y haz cortes en tiras, de esta misma manera, corta en tiras más estrechas el jamón ibérico. Coloca las tiras de jamón sobre las de hojaldre y ve girándola hasta obtener la forma de espiral. Puedes añadir un toque de alguna especia como el tomillo o el orégano. Bate un huevo y con la ayuda de un pincel, pinta los espirales, añade la sal de escamas y hornea durante 10 minutos a 180ºC.

¡Ya puedes preparar unos deliciosos y sabrosos aperitivos con jamón ibérico que enamorarán a todos tus invitados!

 

Si te ha gustado, comparte, gracias: