recetas de rábano

Con la llegada del buen tiempo llegan nuevas verduras, hortalizas y frutas de verano. El rábano rojo es un ejemplo de hortaliza de verano, siendo mayo, junio y julio los mejores meses para su consumo. ¿Sabes por qué? ¿Quieres descubrir nuevas recetas de rábano?

Estos tres meses son la mejor época para la recogida de esta hortaliza y, cuando consumimos vegetales de temporada, el valor nutricional y las propiedades organolépticas son más óptimas que durante el resto del año. Pertenece a la familia de las crucíferas como la col o el berro, y existen diferentes variedades de rábano.

El rábano y su valor nutricional

El rábano, como la mayoría de verduras y hortalizas, es un alimento rico en agua y bajo en calorías, con un contenido interesante de fibra, vitaminas y minerales. Su componente mayoritario tras el agua son los hidratos de carbono, y en lo referente a los micronutrientes, destaca su contenido en vitamina C y folatos, potasio y yodo. Además, también cuenta con sustancias antioxidantes y compuestos de azufre.

Gracias a estas características nutricionales, el rábano es una hortaliza interesante para la salud que se puede añadir a diferentes preparaciones culinarias, fomentando la variedad de la dieta.

Cómo integrar el rábano a la alimentación diaria

Puedes añadir el rábano a diferentes recetas, desde ensaladas a bocadillos, así como tomarlo en forma de zumo. ¡A continuación te dejamos algunas ideas muy fáciles de preparar!

1. Ensalada variada

Ingredientes: lechuga, tomate, cebolla, zanahoria, huevo duro, atún, olivas, rábano, aceite de oliva virgen, vinagre y sal.

Elaboración: lava los ingredientes y córtalos todos en trozos pequeños. Mézclalos en un bol, aliña y ¡listo!

2. Jugo de rábano

Ingredientes: rábano y naranja.

Elaboración: lava los rábanos y las naranjas, licua y ¡listo!

3. Bocadillo vegetal

Ingredientes: Pan, jamón cocido ElPozo BienStar, lechuga, rábano, tomate, aceite de oliva virgen y sal.

Elaboración: lava las verduras y corta los diferentes alimentos bien finos. Unta tomate en el pan, agrega un chorrito de aceite de oliva virgen y una pizca de sal, incorpora los ingredientes entre las rebanadas de pan y ¡listo!

4. Carpaccio de rábanos

Ingredientes: rábanos, cebolla tierna, aceite de oliva virgen extra, sal gorda, hojas de albahaca, limón y pimienta.

Elaboración: lava y corta en rodajas muy finas los rábanos. Colócalos en un plato y reserva. Pica la albahaca y la cebolla juntándolas en un bol. Agrega un chorrito de aceite de oliva y un chorrito de zumo de limón y mézclalo bien. Añádelo al carpaccio de rábanos, salpimenta y ¡listo!

¿Qué te parecen estas recetas saludables? ¡Introduce estas recetas de rábano en tus menús y aumenta la variedad de verduras y hortalizas en tu alimentación diaria!



Échale un vistazo


Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de éstas y aceptando nuestra política de cookies. Más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies