Tradicional de la cocina italiana, la pizza es un alimento que, por lo general, gusta a todo el mundo. Atrévete a prepararla tú mismo con estas recetas de pizza, para obtener un plato final más saludable y sorprender a los que vayan a compartirla contigo.

1. Sorprende a tus hijos

La pizza puede ser un buen método de introducir verduras en la alimentación diaria de los más pequeños de la casa. Puedes jugar con la presentación, por ejemplo, dibujando una cara contenta con alguna hortaliza como calabacín y tomate. También puedes aprovechar para que se adentren en el mundo de la cocina y te ayuden a prepararla y dibujarla. ¡Seguro que les encanta!

INGREDIENTES:
  • Para la masa: 200ml de agua, 300g de harina, ½ cucharada de sal, 1 sobre de levadura y 3 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen.
  • Para la pizza: salsa de tomate para la base, 150g de calabacín, 150g de berenjena, 150g de cebolla, 1 huevo, Pechuga de Pollo ElPozo BienStar, queso rallado para cubrir la masa, orégano al gusto.
ELABORACIÓN:
  • Para la masa: Mezclamos el agua con la levadura y la disolvemos en un recipiente. Añadimos el aceite de oliva virgen y la sal. Seguimos mezclando y añadimos la harina poco a poco hasta obtener una masa que no se pegue a las paredes. Amasamos 10 minutos, aproximadamente, y dejamos reposar, tapando con un trapo húmedo, hasta que la masa doble su volumen. Le damos la forma de la pizza y procedemos a añadir los ingredientes.
  • Para la pizza: Precalentamos el horno a 200ºC. Untamos el tomate en la masa. Cortamos las verduras en trozos finos y los ponemos encima. Añadimos el queso y el orégano. En medio colocamos el huevo. Corta la pechuga de pollo en dados y utilízalas para hacer algún dibujo sobre la pizza, ¡seguro que a los peques les encanta! Lo introducimos en el horno, alrededor de 15-20 minutos hasta que el queso esté doradito y la masa esté cocinada por debajo.

 

2. Sorprende a tu pareja

Si preparamos pizza en casa, normalmente no pensamos que ponemos en ella, abrimos la nevera y nos ponemos manos a la obra con todo lo que encontramos. ¿Pero, verdad que cuando salimos fuera y tomamos pizza miramos bien los ingredientes? ¡Sorprende a tu pareja con el delicioso sabor de una pizza de queso de cabra y miel!

INGREDIENTES:
  • Para la pizza: masa de pizza*, 1 rulo de cabra, 1 bote de nata, queso rallado, nueces, miel líquida.
ELABORACIÓN:

Untamos la masa con la nata. Cortamos el queso de cabra en rodajas y lo colocamos sobre la nata. Añadimos también las nueces (enteras o troceadas). Finalmente, echamos el queso y la miel. Precalentamos el horno a 180ºC y horneamos 15-20 minutos, hasta que el queso esté doradito y la masa bien cocinada por debajo.

* La masa de la pizza se elabora igual que en la receta anterior.

 

3. Sorprende a tus amigos

¿Tienes una cena y no sabes qué preparar? ¡Sorprende a tus amigos con un postre que engañe a la vista! ¡Prepara una pizza dulce para los más atrevidos!

INGREDIENTES:
  • Para la masa: 260g de harina de fuerza, 150g de leche, 20g de azúcar, 10ml de aceite de oliva, 1 sobre de levadura, 1 cuchara de café de esencia de vainilla.
  • Para la pizza: mermelada de frambuesa para la base, 200g de chocolate*, 1 plátano grande, 2 kiwis y fresas.

* Utiliza el chocolate que más te guste. Si quieres engañar los ojos de tus amigos, usa chocolate blanco para simular el queso de la pizza tradicional.

ELABORACIÓN:
  • Para la masa: en un recipiente introduce la harina, la leche, el aceite, la levadura y la cucharadita de esencia de vainilla. Mezcla bien todos los ingredientes hasta obtener una masa que no se pegue a los laterales del recipiente. A continuación, en una mesa, espolvorea un poco de harina y coloca la masa encima. Amasa hasta que quede una masa homogénea y algo elástica. Devuélvela al recipiente inicial, tapa con un trapo húmedo y déjala reposar hasta que haya doblado su tamaño. Finalmente, pon el horno a precalentar a 180ºC y hornea la masa alrededor de 35 minutos.
  • Para la pizza: unta la masa de la pizza dulce con la mermelada de frambuesa, como si pusieras tomate a una tradicional. Derrite el chocolate, o en una olla a fuego lento sin dejar de remover, o bien, en el microondas prestando atención para que no se queme. Coloca la mitad del chocolate encima de la mermelada. Corta el plátano, el kiwi y la fresa y añádelos a la pizza. Añade el resto del chocolate y ¡listo!

Prueba estas recetas de pizza y sorprende a los tuyos, ¡seguro que no dejan nada en el plato!

Si te ha gustado, comparte, gracias: