Pre`para tus propios helados este verano

Con este calor solo apetece tomar cosas fresquitas, como helados y granizados. ¿Quieres algunas ideas de helados caseros y saludables? ¡Esta es nuestra propuesta!

5 recetas de helados caseros

Polos de yogur natural desnatado y frutos del bosque

Ingredientes: yogur natural desnatado y frutos rojos como arándanos, moras, frambuesas y grosellas.

Preparación: Podemos hacer los polos con una mezcla de frutos rojos, o de cada tipo por separado. En el primer caso, añadiremos todos los frutos en un cuenco y removeremos hasta que queden bien mezclados. A continuación, mezclaremos el yogur con los frutos. Por cada yogur que utilicemos añadiremos dos puñados de frutos rojos. Removemos bien para que queden integrados. Finalmente, dispondremos la mezcla en los moldes para polos y los meteremos en el congelador. Una vez estén completamente congelados, están listos para consumir.

Helado cremoso de plátano y cacao

Ingredientes: plátano maduro y cacao en polvo puro desgrasado.

Preparación: Empezaremos pelando y cortando el plátano a rodajas. A continuación, lo meteremos en una bolsa para congelar o en una fiambrera, para meterlo en el congelador. Una vez el plátano este completamente congelado, lo sacamos y lo añadimos en la batidora junto con el cacao (más o menos una cucharadita de café de cacao por cada plátano), y batimos hasta que quede homogéneo y sin grumos. Servimos en un cuenco. Podemos añadir rodajas de plátano fresco y una pizca de cacao en polvo para decorar.

Polos de frutas cítricas

Ingredientes: lima, limón y naranja.

Preparación: Empezamos exprimiendo el zumo de cada fruta por separado. Una vez hemos exprimido el zumo de todas las frutas empezamos con la preparación de los polos. En este caso podemos jugar con los colores y los sabores. Por ejemplo:

  • Polo de un sabor: simplemente añadimos el zumo de un sabor al molde y congelamos.
  • Polo con sabores mezclados: mezclamos dos o tres zumos en el molde antes de congelar.
  • Polo de dos/tres colores: añadimos uno o dos dedos de zumo de un sabor y congelamos. Una vez el primer zumo esté congelado añadimos uno o dos dedos del segundo sabor. Y así hasta llenar el molde. Cuando tengamos mas o menos la mitad del polo congelado, clavaremos el palo.

Sorbete de mango y papaya

Ingredientes: mango y papaya.

Preparación: Empezaremos pelando y cortando las frutas para congelarlas, utilizaremos una bolsa para congelados o una fiambrera para meterlas en el congelador. También podemos encontrar este tipo de frutas congeladas en el supermercado. Una vez tengamos las frutas congeladas las añadiremos en partes iguales a la batidora, y trituraremos hasta que quede homogéneo y con una textura de sorbete. Cuando tengamos la textura deseada, solo faltará servir el sorbete en un cuenco y empezar a disfrutarlo.

Polo de yogur natural y fresas

Ingredientes: yogur natural y fresas.

Preparación: Lavamos las fresas y les quitamos el tallo. Añadimos a la batidora cuatro o cinco fresas por cada yogur y batimos hasta que quede homogéneo. Si queréis podéis añadir trocitos de fresa sin triturar al polo. Una vez tenemos el yogur y las fresas bien trituradas, las disponemos en los moldes y las metemos en el congelador. Cuando los polos estén completamente congelados estarán listos para consumir.

Para los polos no es necesario comprar moldes especiales, si no tenéis podéis usar vasitos de plástico y calvar una cucharilla de café.

¿Has visto que fácil es hacer helados caseros? ¿Qué te parece nuestra propuesta de helados saludables? Se pueden utilizar toda clase frutas que haya por casa. Estos son solo algunos ejemplos, ¿te animas a crear los tuyos?

Si te ha gustado, comparte, gracias: