Aunque no lo parezca, el verano está a punto de terminar y el otoño ya está a la vuelta de la esquina, concretamente empieza el próximo 23 de septiembre. Pero esto no quiere decir que podamos descuidar nuestra hidratación, aunque en épocas de calor debemos controlar más este factor, es importante hidratarnos bien durante todo el año.

Para obtener una correcta hidratación, hay que ir bebiendo líquidos, como agua o infusiones, de manera regular. Se aconseja ingerir entre 1,5 y 2 litros al día, aproximadamente, lo que es lo mismo que beber entre 6 y 8 vasos de líquidos. Aparte del agua, otras opciones para hidratarse son caldos caseros, licuados, zumos naturales o, incluso, cremas de verduras. Aunque, obviamente, el agua es la opción estrella para nuestro organismo y un consumo adecuado nos aporta un sinfín de beneficios:

  • Permite a la piel estar más elástica y turgente, a la vez que contribuye a reducir el riesgo de entrada de agentes dañinos al organismo.
  • Ayuda a mantener un mejor estado físico y mental ya que, estar bien hidratados ayuda a mantener la temperatura corporal y a evitar el cansancio y los mareos, entre otros.
  • Lubrica el aparato digestivo y permite que los alimentos transiten más fácilmente, además de favorecer el proceso de digestión, sobre todo a nivel del colon, ayudando a evitar el estreñimiento.
  • Favorece el buen funcionamiento de los riñones. Estos son los encargados de filtrar la sangre y eliminar residuos, eliminándolos por la orina, por eso una buena hidratación ayuda a un mejor funcionamiento.

Es importante recordar que las mujeres embarazadas, en periodo de lactancia, los niños, las personas mayores y los deportistas necesitan ingerir más cantidad de líquidos que la media recomendada. Por todos estos motivos, y muchos más, es tan importante ir ingiriendo líquidos de forma regular ya que, sin darnos cuenta, podríamos llegar a niveles de deshidratación que podrían ser perjudiciales para la salud, por lo que siempre se aconseja no esperar a tener sed para beber.

¿Sabéis que mantener una alimentación sana y variada también ayuda a hidratarnos? Eso se debe a que el agua no solamente se encuentra en los líquidos, también está presente en los alimentos, sobre todo en las frutas y las verduras. Por eso, una dieta saludable rica en estos alimentos nos ayudará a mantener un estado de hidratación adecuado.

Ten a mano un botellín de agua y mantente bien hidratado ¡Tu cuerpo te lo agradecerá!

Si te ha gustado, comparte, gracias: