La Importancia y Beneficios de la Actividad Física

 

El Día Mundial de la Actividad Física se celebra cada 6 de abril. El objetivo de la Organización Mundial de Salud (OMS) es concienciar a la población sobre los beneficios de realizar ejercicio a diario. Dentro de las actividades que te propone la OMS, para este día, es ir andando hasta tu trabajo.

Hoy en día, en la gran mayoría de nuestros puestos de trabajo, pasamos muchas horas en frente del ordenador. Por eso es muy importante compensar está inactividad a la entrada o salida de tu trabajo, o incluso entre horas

Es imprescindible sumar a lo largo del día 30 minutos andando durante, mínimo, 5 días a la semana para poder conseguir estas mejoras para tu salud:

Cómo mejorar tu salud con actividad física constante

 

  • Puedes reducir el riesgo de sufrir ciertas enfermedades como la hipertensión arterial, la arteriosclerosis, el asma, determinados tipos de cáncer, etc.
  • Mantienes el peso corporal bajo control. En función del ritmo de tu caminata, conseguirás quemar más o menos calorías.
  • Eliminas toxinas ayudando a prevenir la retención de líquidos, las infecciones y la celulitis.
  • Previenes la diabetes, ya que se estimulas la producción de insulina, la hormona que controla el nivel de azúcar en sangre. Y en el caso de que tengas diabetes, ayuda a mantenerla bajo control.
  • Mejoras tu actividad cognitiva y puedes reducir el riesgo de padecer demencia.
  • Fortaleces tus huesos, incrementando tu densidad ósea, además de ayudar a mantener tu circulación sanguínea correcta. De esta manera, es posible prevenir enfermedades como la osteoporosis y la artritis.
  • Alivias o previenes los síntomas de la depresión y la ansiedad.
  • Te sentirás más dinámico y con mayor energía para afrontar tus actividades diarias. Esto sucede porque favoreces la circulación de la sangre y el suministro de oxígeno a las células de tu cuerpo.
  • Te ayuda a conciliar el sueño.
  • Influye para quemar tu grasa abdominal y tonificar tus piernas, tus glúteos y tu abdomen. Para ello es importante caminar con una buena posición corporal.

 

Para realizar estos 30 minutos al día no hace falta que tengas un calzado especial, es importante que tengas una buena posición corporal para la que existen unas sencillas pautas: no des pasos demasiado grandes ni tampoco muy pequeños, intenta andar erguido y mueve tus brazos, imitando un péndulo. También es importante mantener una buena hidratación, deberías beber agua 10 minutos antes de empezar a caminar y también al terminar.  Además, si vas a ampliar tu caminata más de 30 minutos, también tendrías que ir bebiendo pequeños sorbos de agua cada 20 minutos, aproximadamente.

Anímate sin excusas, para caminar no necesitas ningún equipo especial, por tanto, tampoco va a suponerte ningún coste adicional y son muchas las ganancias para tu salud.

¡Por un día a día con más actividad física!

Si te ha gustado, comparte, gracias: