El origen del Día de la Madre

La festividad del Día de la Madre es celebrada en todo el mundo, con el objetivo de conmemorar a las madres y agradecer toda la dedicación que proporcionan a sus hijos. En España se festeja el primer domingo de mayo. No obstante, en muchos otros países, el Día de la Madre se celebra en otras fechas del calendario, debido a la gran variedad de orígenes que se atribuyen a esta festividad.

A pesar de que el nombre de “Día de la Madre” es más contemporáneo, la tradición de ensalzar la maternidad es practicada desde hace miles de años. De hecho, la civilización egipcia y en la antigua Grecia, en sus orígenes, ya celebraban un festival anual para honrar a las madres de los faraones egipcios y los dioses griegos, respectivamente.

El origen contemporáneo de la celebración del Día de la Madre tal y como la entendemos en la actualidad, se remite a las primeras décadas de 1900 en Estados Unidos. Anna Reeves Jarvis inició una larga campaña que, finalmente, suscitó al presidente de los Estados Unidos a proclamar la instauración oficial del Día de la Madre en 1914.

Si bien es cierto que cada país conmemora esta celebración en días distintos, la causa de la celebración es la misma, y es costumbre que los hijos realicen obsequios a sus madres como señal de cariño y amor. Los obsequios preferidos entre los hijos para homenajear a sus madres son: las flores, los bombones, los libros y los regalos hechos a mano.

¡Sorpréndela desde primera hora de la mañana!

En una conmemoración como esta, haz que comience su día con un agradable desayuno preparado por ti. Recuerda que un desayuno saludable debe incorporar cereales como tostadas, que las puedes acompañar de pechuga de pavo o queso, fruta, que puede ser fresca o en zumo natural y lácteos, ya sea en forma de leche, yogur o queso.

Los libros, los perfumes, las flores y los portarretratos con una foto familiar son otra manera de sorprenderla. No obstante, obsequiar a una madre con cualquier regalo confeccionado con tus propias manos es un acierto seguro. De esta manera incrementas el valor sentimental y el vínculo madre-hijo: llaveros, colgantes, imanes de nevera, camisetas o tazas personalizadas, álbum de fotos, etc.

Otra genial idea es entregarle sobres a lo largo del día con mensajes y regalos personalizados. ¡Seguro que le sacas una sonrisa!

Ejemplos:

  • Sobre 1: Vale para un masaje.
  • Sobre 2: Pulsera personalizada.
  • Sobre 3: Entradas para ir al cine.
  • Sobre 4: Una nota dedicada, regalándole tu más sincero “te quiero, mamá”.
  • Sobre 5: Vale para una cena.

¡Deja volar tu imaginación y homenajea a mamá como se merece en el Día de la Madre!

Si te ha gustado, comparte, gracias:


Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de éstas y aceptando nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies