El 29 de septiembre se celebra el Día Mundial del Corazón. El corazón es el motor de nuestro cuerpo, por lo que cuidarlo es fundamental para nuestra salud. ¿Sabías que las enfermedades cardiovasculares son unas de las más frecuentes a nivel mundial? En el artículo de hoy te contamos aspectos clave sobre la salud del corazón y algunos consejos para cuidarlo cada día, ¡no dejes de leer!

El corazón, nuestro motor

El corazón es el encargado de bombear nuestra sangre permitiendo que ésta llegue a los diferentes tejidos. Es un órgano fundamental y mantenerlo sano está en nuestras manos.

¿Qué puedo hacer para tener un corazón sano?

El corazón de cada uno está expuesto a una serie de factores que van a influir en su desarrollo. En este sentido, algunos de estos factores no pueden modificarse, como la edad o el sexo. Sin embargo, sí está en nuestras manos influir en los factores que se pueden modificar, ya que estarán condicionados por nuestros actos: los alimentos que escogemos, la actividad física que realizamos, el descanso, el tiempo que invertimos en nuestro bienestar… ¡Siguiendo un estilo de vida saludable se contribuye a tener un corazón sano!

Hábitos saludables y salud del corazón

La obesidad, la hipertensión arterial o altos niveles de colesterol en sangre son algunos de los factores de riesgo para desarrollar una enfermedad del corazón. Por esta razón, una alimentación saludable puede contribuir a mantener una buena salud del corazón.

Los alimentos de origen vegetal deben estar presentes en la dieta diaria. Las frutas, las verduras, las hortalizas, los frutos secos, las legumbres o los cereales, en su versión integral, serán aliados para la salud cardiovascular. Asimismo, se aconseja moderar el consumo de alimentos ricos en grasas saturadas y colesterol, optando por las carnes más magras y los elaborados cárnicos optimizados nutricionalmente, evitar los azúcares simples y la sal.

Además, dejar a un lado el sedentarismo ayuda también a mejorar los niveles de hipertensión, colesterol y grasa total de nuestro cuerpo, por lo que hacer ejercicio físico es un gran aliado para nuestro corazón. Si bien este es un factor determinante, no es necesario entrenarnos cada día como un deportista profesional. Para llevar un estilo de vida más activo, puedes empezar caminando 30 minutos cada día e ir aumentando de manera progresiva la actividad física.

Por otro lado, algunas sustancias como el tabaco o el alcohol perjudican tanto nuestra salud como la de nuestro corazón, así pues, se recomienda evitarlos.

Finalmente, olvides que un buen descanso es básico para reparar nuestro cuerpo y nuestros tejidos durante las horas de sueño, por lo que dormir unas 8 horas diarias es un hábito que no debemos pasar por alto.

Presta atención a tu estilo de vida, adopta hábitos saludables y ¡disfruta de un corazón sano!

Si te ha gustado, comparte, gracias:


Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de éstas y aceptando nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies