El invierno es una buena época para reencontrarte con aquellas actividades deportivas que has dejado abandonadas por las elevadas temperaturas. Ahora es el momento de ponerlas en práctica, y acompañarlas de una buena hidratación y alimentación saludable.

¿Qué actividades deportivas puedo practicar en invierno?

Uno de los deportes más conocidos y populares en nuestro país es el footing, que consiste en correr a un ritmo pausado. Es un deporte que exige el conocimiento de tus sensaciones corporales, y por ello, lo ideal es empezar por una ruta de 10 minutos y, progresivamente, aumentar el tiempo de marcha. Te recomendamos que, si vas a realizar tiempos más o menos largos, te hidrates correctamente cada 10 minutos, a pesar de que haga frío una buena hidratación es fundamental para mantener el rendimiento.

Si te apetece, el senderismo es ideal para divertirse al aire libre. Es un deporte fácil de hacer, ya que no es necesaria una buena preparación física ni tampoco un equipo muy especializado. Hay senderos homologados repartidos por el territorio español, y se identifican con las letras GR, PR y SL.

  • GR: son los senderos que se hacen por etapas y puedes cruzar España o una comarca.
  • PR: te permiten acceder a lugares concretos del territorio y requiere un poco de esfuerzo físico.
  • SL: es una ruta fácil y asequible para casi todos los públicos, por lo que es una buena opción para hacerla en familia.

No te quedes en casa cuando empiece a nevar, sal a disfrutar con los tuyos de la naturaleza con raquetas de nieve. Con ellas puedes desplazarte por superficies nevadas y descubrir lugares únicos de una forma divertida y diferente. Te recomendamos que programes la ruta antes de empezar, para calcular el tiempo que vas a emplear e infórmate de si las condiciones meteorológicas son adecuadas. Cualquier precaución es poca para disfrutar de la montaña con seguridad.

¡Prepárate para el frío!

Dependiendo del deporte que escojas, consulta el tipo de ropa y calzado más conveniente para la actividad, para que no te pillen por sorpresa las bajas temperaturas.

  1. Utiliza prendas adecuadas, así podrás combatir correctamente el frío y proteger tu cuerpo de posibles resfriados. Te aconsejamos que para una mayor comodidad uses tres capas de ropa, como por ejemplo camiseta térmica, camiseta ligera y un cortavientos, para poder proteger el cuerpo del temporal que te puedas encontrar. Es importante que el material de estas prendas sea de buena calidad, y a la vez, que transpiren.
  2. El calzado escógelo según el terreno donde vas a realizar la actividad. Si tienes pensado ir por una superficie resbaladiza o con muchas piedras, mira que la suela tenga un buen agarre en la superficie del terreno. Intenta que las zapatillas sean impermeables para poder conservar el máximo calor posible. ¡Sacarás más partido!
  3. No debes olvidar las extremidades de tu cuerpo, que normalmente son las que sufren más el frío en esta estación del año. ¡Protégete con guantes y gorro!

¡Que el frío no te pare!

Si te ha gustado, comparte, gracias:


Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de éstas y aceptando nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies