En los últimos años se han popularizado muchísimo las dietas hiperproteicas para diferentes fines (tratamiento de determinadas patologías, dietas de adelgazamiento, aumento de la masa muscular…). Pero ¿es realmente beneficiosa una dieta hiperproteica? ¡Vamos a verlo!

¿Qué son las proteínas?

Las proteínas son nutrientes esenciales de nuestra alimentación que están formadas por la unión de otras estructuras más pequeñas unidas entre sí, denominadas aminoácidos. De modo que, según el tipo de aminoácidos que contenga y cómo estén ordenados, esa proteína realizará una u otra función.

Por lo general, las proteínas realizan distintas funciones en el cuerpo. Por ejemplo, algunas contribuyen al aumento y al mantenimiento la masa muscular, otras participan en el mantenimiento de los huesos, otras funcionan como hormonas…

Por lo general, los alimentos que contienen cantidades mayores de proteínas son los de origen animal, como la carne, pescado, marisco, huevos y lácteos. También puedes encontrar proteínas en alimentos vegetales como, por ejemplo, las legumbres o los cereales. No obstante, debes saber que las proteínas de origen animal tienen mayor valor biológico, porque contienen todos los aminoácidos esenciales (los que el cuerpo no fabrica y se deben incorporar con la dieta). Si quieres conseguir una proteína de calidad parecida o igual a través de alimentos vegetales deberás combinarlos correctamente a lo largo del día, comiendo alimentos que aporten aminoácidos complementarios, como los cereales y las legumbres.

¿Qué es una dieta hiperproteica?

Por lo general, las dietas hiperproteicas se caracterizan por una elevada ingesta de alimentos ricos en proteínas (carne, pescado, mariscos, huevos, legumbres…).

Una dieta equilibrada y saludable aporta alrededor de 12-15% de energía en forma de proteínas. A partir de aquí, cualquier dieta que aporte una cantidad superior de proteínas puede ser considerada una dieta hiperproteica.

Es lógico pensar que, los efectos que pueda producir una dieta hiperproteica sobre el cuerpo van a depender de la cantidad de proteínas que ingiramos y de la finalidad de la dieta. No es lo mismo una persona que ingiere un 20% de la energía total en forma de proteínas que, podríamos considerarla una dieta alta en proteínas, que otra persona que consuma más del 30%, una dieta claramente hiperproteica. Ni tampoco, es lo mismo que aquellas personas que consumen exclusivamente proteínas.

¿Son beneficiosas las dietas hiperproteicas?

Para responder a si una dieta es beneficiosa o no para una persona debemos tener en cuenta muchos factores, como el “cómo” y el “para qué” se va a utilizar. Puesto que cada persona tiene unas necesidades concretas o unos objetivos que quiere alcanzar y, lo que para ti puede ser la alimentación ideal, para otro puede ser totalmente contraproducente.

Dieta hiperproteica y pérdida de peso

Seguro que alguna vez has oído a alguien decir que está haciendo una dieta hiperproteica para perder peso, ¿verdad? Pero, realmente ¿por qué este tipo de dietas nos “ayudan” a adelgazar? Vamos a ver qué pasa con la dieta hiperproteica cuando quieres adelgazar…

Muchas dietas hiperproteicas destinadas a la pérdida de peso se caracterizan por aumentar la cantidad de alimentos ricos en proteína en deterioro del consumo de otros alimentos, principalmente aquellos ricos en hidratos de carbono (cereales, pan, pasta, arroz…).

Los hidratos de carbono te aportan glucosa, el combustible de energía para tu cuerpo. Al reducir en gran medida las cantidades de hidratos de carbono de la dieta, nuestro cuerpo empieza a utilizar las reservas de grasa para obtener energía. Cuando esto sucede, como resultado el cuerpo empieza a producir cuerpos cetónicos. Si esto sucede durante mucho tiempo, estos ácidos se van acumulando, pudiendo producir algunos síntomas no deseables como la disminución del pH de la sangre.

¿Qué es importante entonces? Para perder peso se pueden aumentar las cantidades de proteína, siempre y cuando no reduzcas mucho o elimines otros nutrientes clave de tu alimentación. ¡En el equilibrio está la clave del éxito!

Dieta hiperproteica y ejercicio físico

¿Qué pasa con las personas que realizan deporte regularmente? Es verdad que en los últimos años se ha popularizado muchísimo la dieta hiperproteica entre esta población. Pero ¿por qué? Tanto en deportes de resistencia como en deportes de fuerza, un aumento en la ingesta de proteínas puede ayudar a la formación, mantenimiento y reparación del músculo.

Al igual que con las dietas de adelgazamiento, si realizas una dieta hiperproteica con fines deportivos es importante que no te excedas en las cantidades de proteínas y que adaptes tu dieta al tipo de ejercicio, entreno y momento de la temporada en el que te encuentres.

Dietas hay montones, cada cual buena a su manera. Lo importante es que adaptes tu dieta a tus necesidades y que consultes con un profesional de la alimentación si tienes dudas y precisas una atención más personalizada.

Si te ha gustado, comparte, gracias: