¿Alguna vez has pensado que necesitas descansar después de tus vacaciones? En muchas ocasiones nos sentimos cansados y agotados de tanto tomar el sol, de tener horarios irregulares y no alimentarnos debidamente, y necesitamos un par de días para recuperarnos de las vacaciones antes de volver al trabajo. Hoy hablamos de qué podemos hacer para no terminar rendidos. ¡Toma nota!

Consejos para descansar en vacaciones

No olvides tu rutina

Aunque es verdad que las vacaciones sirven para desconectar y descansar, en ocasiones olvidar la rutina y hacer las cosas de forma descontrolada resulta más caótico y te permite descansar menos. Lo mejor es mantener ciertos puntos de tu rutina para no perderla del todo, como mantener un horario de comidas que, aunque sea un poco diferente al del día a día, más o menos se mantenga.
Si estás acostumbrado a ir al gimnasio o a hacer actividad física, no lo dejes por completo durante las vacaciones. Puedes adaptar las actividades y deportes al sitio donde vayas, pero siempre es bueno mantener la actividad física. Por ejemplo, si te vas a un sitio de playa o con piscina, puedes aprovechar para hacer un poco de natación, rutas en bicicleta, excursiones por la playa…

Realiza actividades para desconectar

Durante el día a día seguro que realizas actividades que te permiten escapar de la rutina durante un ratito. En vacaciones, es tan importante tener tiempo para aburrirse como para hacer tus actividades favoritas. Puedes combinar actividades deportivas, culturales o de relajación. Ir cambiando el tipo de actividad te dará una sensación de ambiente refrescante que te ayudará a desconectar.
Para las actividades deportivas puedes escoger una gran variedad de deportes, la playa es uno de los lugares donde se pueden realizar más deportes mientras te refrescas, como vóley playa, jugar a palas en la orilla, natación, ir en kayak, paddle surf… hay una gran variedad. Pero también se pueden hacer muchos deportes en la montaña a la sombra de los árboles, como senderismo, running o rutas en bicicleta. Apúntate más ideas en estos artículos: “5 ideas de ejercicios al aire libre” y “Deportes acuáticos, ¿a cuál te apuntas este verano?”.
Para las actividades culturales puedes refugiarte del calor en algún museo o cine. Los museos, aunque están subestimados, permiten pasar por lo menos dos horas admirando sus obras de arte mientras aprendes cosas nuevas, además suelen tener exposiciones temporales sobre temas de vanguardia que pueden resultar muy interesantes.
Para relajarte es importante que tengas momentos para ti, para poder pensar en tus cosas y hacer actividades que te gusten en solitario, acompañarte de música que te guste o te resulte relajante. Puedes dar un paseo por la playa en el atardecer, ir a mirar las estrellas a media noche, practicar yoga o meditación a la sombra de un árbol… o incluso, simplemente aburrirte contemplando la gente que pasa por la playa o en un parque, aunque parece una tontería, a veces también es importante tener tiempo para poder aburrirse.

Planifica tus comidas

Durante las vacaciones, una de las cosas que más se descontrola juntamente con el sueño, son las comidas. Es una época en la que no apetece demasiado pasar horas en la cocina y habitualmente se consume más comida preparada. Recuerda que la comida preparada suele estar cargada de sal y en muchos casos también tiene grandes cantidades de grasas saturadas.
Lo mejor es hacer una planificación aproximada de tus comidas para no tener que pensar en el último momento que es lo que vas a comer y preocuparte por si vas a encontrar lo que te falta en el supermercado más próximo. Tener una planificación de tus comidas te permitirá hacer una compra más eficiente. Piensa que la alimentación influye mucho en nuestro cuerpo, y si estás acostumbrado a comer de una forma bastante equilibrada y durante las vacaciones empeoras estos buenos hábitos, vas a notarlo en tu cuerpo, seguramente te sientas más cansado y pesado. Planificar tu alimentación no lleva más de 20 minutos, invierte tu tiempo para mejorar tu salud.
Para planificar tu alimentación también te puede ir bien planificar tus vacaciones de verano.

¡Aprovecha estas ideas para volver de las vacaciones con las pilas cargadas!

Si te ha gustado, comparte, gracias: