Cómo controlar los antojos

¿Hay momentos en los que quieres de forma incontrolable un alimento en concreto?, ¿una sensación por la que serías capaz de salir de casa por la noche para ir a comprar chocolate o una pizza, por ejemplo? Si quieres saber por qué motivo generalmente las personas tenemos antojos y necesitas algunos consejos que te ayuden a evitarlos, ¡continúa leyendo!

¿Qué son los antojos?

Los antojos alimentarios son deseos muy fuertes por consumir algún tipo de comida en concreto y suelen ser pasajeros, aunque la mayoría de las veces las personas no esperan a que desaparezcan. Incluso se dice que un bebé ya tiene antojos en la barriga de su madre porque el líquido amniótico cambia dependiendo de las comidas y expone al feto a diferentes sabores alimentarios.

¿Por qué se producen los antojos?

Las hormonas, unas sustancias que produce el cuerpo para realizar funciones determinadas, son las que más se relacionan como precursores de la aparición de los antojos. Se ha llegado a pensar que estas tentaciones para comer un alimento tuvieron un papel en el pasado como mecanismo para aumentar las reservas ante la escasez de alimentos y no morir por falta de energía, razón por la que se acostumbraría a desear alimentos ricos en azúcares y grasas.

Otro motivo que intenta explicar los antojos sería la deficiencia de un nutriente en concreto. Por ejemplo, que los deseos por carne roja muestran una deficiencia de hierro, un mineral que realiza funciones muy importantes para el buen funcionamiento del cuerpo.

Aun así, no se conocen con exactitud los motivos, que pueden variar desde necesidades del organismo, a algunos caprichos, o una combinación de los dos.

¿En qué momentos suelen aparecer?

Los antojos se pueden dar tanto de día como de noche, y no pasa nada si en algún momento se satisface uno con un alimento poco saludable, un día es un día. Lo más importante es que no sea una práctica habitual, se produzcan con moderación y en el marco de una dieta equilibrada y variada.

¿Qué podemos hacer para evitarlos?

Llevar una dieta equilibrada y variada

Una dieta sana, equilibrada y variada, rica en la energía y los nutrientes necesarios que el cuerpo necesita para realizar sus funciones vitales, podría ayudar a reducir los antojos por los factores que antes se han comentado que podrían influir en la aparición de los mismos. Realizar 5 comidas al día sería útil para no pasar hambre y reducir las ganas de picar entre horas.

Descansar y huir del estrés

El cansancio y el estrés podrían producir en el cuerpo cambios hormonales, que pueden derivar en la aparición de antojos. Sería recomendable realizar actividades que te tranquilicen: leer un libro, escuchar música, hacer deporte con moderación, ¡la que mejor te funcione!

Incluir alimentos ricos en fibra

Los alimentos con fibra podrían ayudar a mantener los antojos a raya por sus efectos saciantes en el cuerpo. Con la llegada del buen tiempo sería preferible incluir platos como ensaladas elaboradas con cereales integrales como la pasta, el arroz o la quinoa.

Tener a mano alimentos saludables

Seguro que te costará más alejarte de los antojos poco nutritivos si los tienes a simple vista. Por eso sería preferible tener disponibles alimentos sanos como fruta o frutos secos naturales.

Hidratarse

Se ha llegado a relacionar la deshidratación con los antojos, por este motivo sería recomendable llevar siempre una botella de agua para mantener tu cuerpo hidratado.

¿Y las mujeres embarazadas?

Los antojos se relacionan especialmente con la etapa del embarazo, aunque no todas las mujeres pueden ver aumentados estos deseos. Como se ha explicado anteriormente, podría ser por cambios hormonales del cuerpo para aumentar las reservas, por deficiencias nutricionales, o simples caprichos. Hay que tener más en cuenta que, “somos lo que comemos”, y que el bebé depende, para crecer sano y fuerte, de los nutrientes que su madre consuma. Por este motivo, sería más conveniente elegir un alimento con alto contenido nutricional y alejarse de la comida poco saludable y con “calorías vacías”, con mucha enrrgía pero deficiente en vitaminas y minerales.   Se ha de destacar que es un mito que carece de base científica la creencia tradicional de que los antojos insatisfechos pueden causar manchas de nacimiento.

Sea cuál sea el momento de tu vida en el que te encuentres, recuerda llevar una dieta equilibrada y variada. ¡Seguro que con estos consejos notarás la diferencia!, ¡te serán de gran ayuda!

Si te ha gustado, comparte, gracias: