propiedades verduras invierno

Como ya te hemos contado en más de una ocasión es muy importante consumir los alimentos cuando están en su temporada, ya que no solo son más económicos, sino que están en su mejor momento de consumo, aportándonos su mejor sabor y propiedades. Además, están preparados con aquellas vitaminas y minerales que nos hacen más falta. 

Como ya sabes los vegetales son la base de una dieta saludable y se recomienda un consumo de como mínimo 3 raciones al día.  ¿Quieres conocer que verduras nos ofrece el invierno? ¡Te presentamos 5! 

 

1. Espinacas y acelgas

Estas dos verduras son de la misma familia y aunque cada una tiene sus peculiaridades, son muy parecidas en su composición. Contienen betacarotenos, que nuestro cuerpo puede transformar en vitamina A, un potente antioxidante. También destacan por su contenido en ácido fólico, que participa en numerosas reacciones en nuestro organismo. Además, también aportan fibra, que contribuye a mejorar y prevenir el estreñimiento.

2. Alcachofa

La parte comestible de la alcachofa es la flor, con hojas verdes superpuestas en forma de rosetón. Dentro encontramos el “corazón de la alcachofa”, mucho más tierno y sabroso. Son conocidas por su efecto depurativo y diurético en el cuerpo. En su composición destacamos la presencia mayoritaria de agua, pero también contiene hidratos de carbono y fibra, gran parte en forma de inulina, que contribuye al buen funcionamiento del tránsito intestinal. También podemos encontrar minerales como el sodio o el magnesio.

3. Brócoli

El brócoli es una verdura crucífera. Como en la mayoría de las verduras el componente mayoritario es el agua, por lo que su valor calórico es muy bajo. También destaca por su contenido en vitamina A, en forma de betacaroteno, un pigmento natural que el cuerpo transforma en vitamina A y confiere el color amarillo-anaranjado-rojizo a los vegetales, aunque en el caso del brócoli queda enmascarado por otro pigmento más abundante y potente, la clorofila, que aporta el color verde.

También aporta vitamina C, que protege las células del cuerpo frente el daño oxidativo y minerales como el potasio, hierro o el ácido fólico.

¿Y su olor? Seguro que más de uno en casa se ha quejado de su olor cuando estas cocinando esta verdura. El fuerte olor que desprende durante la cocción se debe a sus compuestos azufrados.

4. Guisante

Al contrario de lo que mucha gente piensa, los guisantes no son una verdura, sino que en realidad son un tipo de legumbre. No obstante, no está de más mencionarlo ya que los granos frescos tienen una composición que se asemeja tanto a las verduras como a las legumbres. Este grupo de alimentos es especialmente importante en tu dieta ya que deberías consumirlo de 2 a 3 veces por semana. Los guisantes son una excelente fuente de proteína vegetal y también aportan carbohidratos y fibra, además, su contenido en grasa es prácticamente nulo. También aportan minerales como el potasio, fósforo, magnesio, calcio y hierro. En cuanto a vitaminas, destaca su contenido en algunas vitaminas del grupo B y vitamina C, aunque parte de esta puede perderse durante la cocción.

4. Col

¡Las coles son las reinas del invierno! Se encuentran en su mejor momento y encontramos algunas variedades como la col lombarda, la coliflor o el repollo, entre otras. Su composición mayoritaria es el agua, aunque también contiene fibra y flavonoides, un antioxidante. En cuanto a vitaminas goza de vitamina C, ácido fólico y minerales como el calcio, magnesio o el fosforo. Además, la col lombarda contiene antocianina, responsable de su color morado, que es conocida por sus propiedades para cuidar la salud de la vista.

Estos son algunos ejemplos, pero también encontramos otras como el apio y la escarola, sin olvidarnos de las frutas de esta temporada, como las mandarinas, naranjas, kiwi, fresas o el caqui. ¡Aprovéchalas en su mejor época!

Si te ha gustado, comparte, gracias: