Mantener un balance de agua y electrolitos, entre ellos el sodio, es esencial para el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo. Cada día éste expulsa sodio por el sudor o la orina, para mantener un balance adecuado y por ese motivo es beneficioso tomarlo diariamente, con moderación, a través de los alimentos y las bebidas de la dieta. ¿Pero cuánto debo consumir? ¿Dónde se encuentra realmente?

Este mineral forma parte del agua y los alimentos. Se puede encontrar solo o, como en la mayoría de los casos, juntamente con el cloruro constituyendo la sal. En España se consume un media de 9,8g de sal al día, por lo que la OMS recomienda tomar una cucharadita de sal, que equivale a unos 5 g, como máximo al día, es decir, la mitad de lo que en realidad se consume en nuestro país. Esto varia para las personas con hipertensión, que deben reducir la cantidad para así evitar empeorar su situación.

¿Dónde encontramos el sodio?

  • Presente en casi todos los alimentos de forma natural como: lácteos, marisco, algas y en menos cantidad verduras, fruta, frutos secos…
  • Añadido en productos como: conservas enlatadas, sopas y verduras envasadas, platos precocinados, salsas, bollería y, también, la sal que se añade a las preparaciones que se realizan en casa.

¿Cuáles son sus funciones?

El sodio tiene diversas funciones en el organismo:

  • Ayuda a mantener el equilibrio de los líquidos corporales.
  • Ayuda al correcto funcionamiento de los músculos y nervios.
  • Es necesario para formar los huesos.
  • Tiene un papel en la regulación de la presión arterial.

¿Cambia el aporte de sodio en el deporte?

Cuando hacemos actividad física eliminamos más sales minerales a través del sudor, en comparación a un estado normal de reposo. Por esta razón es beneficioso que antes, durante y después del ejercicio físico tomemos alimentos con sodio y nos hidratemos con bebidas que lo contengan. Así mantendremos el equilibrio de electrolitos del cuerpo. Por este motivo, es fundamental hidratarse adecuadamente, sobre todo si la actividad se prolonga por más de una hora. También es importante escoger una bebida que aporte una cantidad adecuada de azúcares y electrolitos.

¿Qué ocurre cuando se toma en exceso?

El consumo excesivo de sodio a través de la dieta aumenta la presión sanguínea y produce desequilibrios en el organismo, favoreciendo así las enfermedades del corazón y de los vasos sanguíneos.

Otra consecuencia del exceso de sal son los edemas, también conocidos popularmente como retención de líquidos. El sodio favorece la retención de líquidos, por lo que evitar añadir sal a los platos que cocinamos en casa o elegir opciones con menos cantidad de sal como los productos ElPozo BienStar reducidos en sal, evitará, en gran medida, consumir sodio en exceso.

El sodio es necesario para que nuestro organismo funcione, por lo que acostumbrar el paladar a comer con menos sal será una manera de encontrar el balance adecuado.

Si te ha gustado, comparte, gracias: