frutas de verano

El verano llega acompañado de buenas temperaturas, días soleados y una gran variedad de alimentos. ¿Sabías que éstos son, generalmente, más refrescantes que los del resto del año? Por ejemplo, a diferencia de las frutas de invierno, las frutas de verano son más ricas en agua, adaptándose a las temperaturas típicas de esta época y contribuyendo a nuestra hidratación.

Pero, ¿por qué se insiste en escoger alimentos de temporada? Además de encontrarse en su punto máximo de maduración, presentar un perfil nutricional más óptimo respecto a cuándo se toman en otras estaciones, y un mejor sabor, aroma, color y textura, escoger alimentos de temporada contribuye a respetar el medio ambiente,  pues se cumple el ciclo natural de cada una de ellas.

En general, las frutas de verano son ricas en agua y bajas en calorías, con un aporte interesante de fibra, vitaminas y minerales, así como en antioxidantes, sustancias que contribuyen a retrasar el envejecimiento celular. Las frutas de esta estación se pueden utilizar en multitud de recetas: batidos, ensaladas, macedonias, zumos, bebidas refrescantes saludables, entre muchas otras, ¿qué otras se te ocurren?

Aprende un poco más sobre algunas de las frutas de verano

Recuerda que lo más recomendable es tomar, como mínimo, 3 raciones al día.

Sandía

De origen africano, es una fruta muy refrescante y rica en agua. ¿Sabías que contiene licopeno? Éste es un componente con actividad antioxidante. Además, es fácil de comer y ¡a los más pequeños les encanta!

Melón

Junto a la sandía son los reyes del verano. El 80% de su composición es agua y destaca su contenido en vitaminas y minerales. De entre todas las variedades que existen, las más anaranjadas tienen un mayor contenido en beta-carotenos, que poseen acción antioxidante. Se trata de una fruta muy versátil que podemos tomar sola o en diferentes elaboraciones, como un entrante de melón con jamón. Suena bien, ¿verdad?

Melocotón

Rico en fibra y bajo en azúcares, su sabor dulce permite añadirlo en el día a día con regularidad. Si bien el melocotón suele verse como una fruta de postre o para tomar en zumos y sorbetes, les da mucha personalidad a otras preparaciones como las ensaladas.

Ciruela

Esta fruta es popularmente conocida por ejercer un efecto positivo en el tránsito intestinal gracias a su contenido en fibra, sorbitol y otros compuestos. Existe una gran variedad de ciruelas, todas ellas con un agradable sabor dulzón. Es también una fruta muy versátil que proporciona un sabor dulzón en preparaciones saladas. Durante otoño e invierno podemos disfrutarla en su versión desecada, la ciruela pasa, pero durante el verano ¿por qué no probar a hacer una receta de pollo con ciruelas frescas?

Frambuesa

De sabor intenso y característico, la frambuesa es muy utilizada en la gastronomía de toda Europa. Se pueden tomar frescas o como ingredientes de otras preparaciones, mezcladas con yogur, en helado, en pasteles o incluso en ensaladas y, ¡puedes hacer una mermelada o un ‘coulis’ caseros deliciosos!

¡Aprovecha los días de esta temporada para disfrutar del dulce sabor de las frutas de verano como más te gusten!



Échale un vistazo


Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de éstas y aceptando nuestra política de cookies. Más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies