¿Sabías que podemos pasar más días sin comer que sin beber? Sí, es cierto que es importante estar bien hidratado durante todo el año, pero también es verdad que en verano debemos prestarle más atención. Cuando suben las temperaturas perdemos más cantidad de líquido a través del sudor, la transpiración… Reponer líquidos con bebidas fresquitas que, además, sean saludables puede ser una solución que nos ayude a refrescarnos en las calurosas tardes de verano. ¡Descubre 5 recetas para preparar bebidas refrescantes saludables!

1. Agua saborizada con frutas

Para la elaboración de agua saborizada con frutas solamente necesitarás agua y la fruta que más te guste (ciruela, manzana, limón, lima, naranja, pomelo, frutos rojos, etc.). Sobre todo, evita añadir azúcar, de este modo podrás notar mucho mejor el sabor de las frutas. Otra opción para darle más sabor es mezclar con hierbas aromáticas, todo un estallido de sabores para el paladar.

¿Cómo la preparo? Corta la fruta y ponla en un jarrón o una botella con agua. Cúbrelo, guárdalo en la nevera y déjalo reposar unas horas. También puedes utilizar agua con gas, para darle un toque más burbujeante. Si la preparas por la mañana, ¡tendrás tu refresco listo a media tarde!

2. Batido con leche fría y frutas congeladas

Una manera de preparar batidos bien frescos es mezclando leche fría con frutas congeladas. Los frutos rojos, además de darle un sabor muy característico y dulzón, aguantan muy bien la congelación, aunque puedes utilizar las que más te gusten.

¿Cómo preparo mi batido? Añade 200ml de leche y tu fruta preferida de verano congelada en la batidora de vaso. Bate todo junto y ¡listo! Así de sencillo. También puedes optar por utilizar una bebida vegetal, para ir variando los sabores de tus batidos. Si quieres complementarlo, siempre puedes añadirle copos de avena, ¡quedará muy sabroso!

3. Limonada con menta

La limonada es una bebida típica de los días calurosos y las vacaciones de verano. Para prepararla necesitarás agua, limón, hojas de menta y sólo una pizca de azúcar integral de caña.

¿Te animas a prepararlo? Primero, pica con una mano de mortero un limón entero, junto a la menta y una cucharada de postre de azúcar integral de caña. Agrega agua a esta mezcla y a continuación, añade el jugo de tres limones exprimidos. Remueve bien, tápalo y déjalo reposar unas horas en la nevera. Utiliza limas para darle un sabor cítrico diferente. ¡Súper refrescante!

4. Granizado

¿A quién no le gusta disfrutar de un granizado en los días de verano? Esta bebida fresquita es muy fácil y rápida de preparar. Solo necesitarás: agua, hielo y tu fruta favorita.

Y, ¿cómo lo preparamos? ¡Muy fácil! Coloca en una batidora de vaso el agua, el hielo y la fruta. Bate hasta que tenga consistencia de granizado y ¡listo! Eso sí, ten cuidado de no pasarte, porque si lo picas demasiado puede que el hielo se derrita y se pierda la textura de granizado. Prueba a añadir una pizca de canela para darle el toque final, seguro que te sorprenderá.

5. Té helado

Cuando hablamos de bebidas para los días de calor, pocas son las personas que piensan en un té, pero lo cierto es que se puede tomar frío y que está delicioso. Prueba a prepararlo de la manera tradicional: infusionando las hojas de tu té preferido con agua, y añadiendo hielo o reservando en la nevera. O bien prueba a innovar con nuevas combinaciones.

¿Te atreves? Deja infusionar frutas y algunas hortalizas como el pepino junto a las hojas y otras hierbas aromáticas. ¡Encuentra tu combinación de sabores y disfruta de tu té helado este verano!

Complementa tu ingesta de líquidos con estas bebidas refrescantes saludables y ¡no olvides hidratarte bien en verano!

Si te ha gustado, comparte, gracias:


Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de éstas y aceptando nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies